Puerta de Brandeburgo

  • Brandenburger Tor mit Radfahrern

Uno de los monumentos más famosos de Berlín es sin duda la Puerta de Brandeburgo. Este majestuoso monumento de piedra se alza en la Pariser Platz ante las numerosas personas que cada día contemplan el aura especial de la capital alemana. Numerosos músicos y artistas callejeros aprovechan la presencia de los visitantes y animan el ambiente. No debe perderse la magnífica puerta de la ciudad, especialmente tras la puesta del sol, cuando innumerables focos la envuelven en una luz cálida y evocadora; se trata de una vista única.

La historia de la Puerta de Brandeburgo

Este monumento fue construido entre 1789 y 1793 por encargo del rey prusiano Federico Guillermo II. Los planos fueron realizados por Carl Gotthard Langhans, uno de los arquitectos más importantes de la ciudad. Es la única puerta de Berlín que hoy por hoy sigue en pie, y separa el bulevar Unter den Linden del Dorotheenstadt. Con la construcción del Muro de Berlín en 1961, la Puerta de Brandeburgo también representó la división entre Oriente y Occidente. Sin embargo, el monumento se encontraba en la zona restringida y no se podía cruzar desde ningún lado. Con la reunificación de 1989, se levantó finalmente el cierre y la puerta se reabrió ceremoniosamente.

Lugares de interés

En la actualidad, la Puerta de Brandeburgo representa sobre todo la unidad, la libertad y la democracia alemana. La Raum der Stille (Sala del Silencio) se encuentra ahora en una de las dos dependencias. Si desea recuperarse de un agotador día de turismo, aquí encontrará un lugar donde relajarse y meditar. Aquí también podrá obtener información turística. Al pie del monumento, la zona peatonal también acoge eventos animados de distintos tipos varias veces al año.

Arquitectura y entorno

Este monumento triunfal de piedra arenisca data del período de los primeros clasicistas y consta de la puerta en el centro y dos anexos en los lados izquierdo y derecho. Seis columnas en dos filas cada una soportan la mampostería horizontal sobre la que se asienta la estatua de la diosa de la victoria Viktoria entronizada en un carro con cuatro caballos: la cuadriga. Con una altura total de 26 m y una anchura de 62,5 m, no puede pasar por alto el símbolo de la capital. A poca distancia a pie puede llegar a muchos otros lugares de interés, como el Reichstag, el Monumento Conmemorativo del Holocausto, la Columna de la Victoria o el Museo de Cera Madame Tussauds.

Descubrir Berlín

Puede conseguir la Berlin WelcomeCard directamente en el Punto de Información Turística de la Puerta de Brandeburgo. La tarjeta turística oficial de Berlín ya se ha vendido más de 12 millones de veces y le permite viajar gratis en todos los sistemas de transporte público, como el metro (U-Bahn), el autobús, el tren suburbano (S-Bahn), el tranvía y el ferri operados por el Berliner Verkehrsbetriebe BVG. Súbase al tren en la parada de la Puerta de Brandeburgo y explore otros lugares de interés, como la Catedral de Berlín o la Torre de Televisión. Además, con la Berlin WelcomeCard podrá disfrutar de hasta un 50 % de descuento en las entradas de más de 200 atracciones.

Recomendaciones


Abrir en Google Maps