Torre de vigilancia original de la RDA

en la Erna-Berger-Straße

  • DDR Wachturm in der Erna-Berger-Straße

Cerca de la Potsdamer Platz y la Leipziger Platz, los visitantes interesados en la historia encontrarán una reliquia del pasado de lo más especial: la última torre de vigilancia original de la RDA del tipo BT6 que se ha mantenido hasta hoy, desde la que los guardias de la RDA vigilaban la frontera interalemana y buscaban a los que huían de la República. En la Erna-Berger-Straße, la llamada «Torre de observación panorámica» se halla un poco escondida. Dos escaleras de hierro en su interior le permiten subir hasta arriba de la torre de hormigón, con base redonda y parte superior octogonal. Una vez arriba, podrá ver la antigua zona fronteriza del centro de Berlín a través de las pequeñas ventanas.

Torres del Muro con vistas panorámicas

La torre de vigilancia original de la RDA (en la Erna-Berger-Straße) es la última torre fronteriza del Muro de este tipo en Berlín, y se construyó en este mismo lugar el 1971. Desde aquí se vigilaba la zona alrededor de la «Casa de los Ministerios» y la franja fronteriza. La torre de observación octogonal con forma de seta, miradores y aspilleras del tipo BT6 fue construida en 1966. Hacia finales de la era de la RDA, había más de 200 torres como esta en Berlín a lo largo de la frontera interalemana. El equipamiento de la torre era escaso: además de los incómodos asientos, se incluía un sistema de filtro de aire, varios mapas, un libro de registro, medidas de señalización y un estante de armas para el inventario. Una línea de soporte de telecomunicaciones garantizaba la conexión entre la franja, y para situaciones de emergencia también había un equipo de rescate y un equipo para poder bajar de la torre. En el tejado había un reflector giratorio, que se podía controlar por medio de un control remoto.

Desde la perspectiva de los guardias fronterizos

Las condiciones de trabajo en la torre de observación (que recibía el nombre de «Torre B») eran duras. En la torre siempre había dos soldados, que formaban el llamado «grupo de alarma». Cada turno en la estrecha torre duraba ocho horas. Debido a la falta de estabilidad, se reconstruyó la torre en 1972 y la ajustada cabina se reemplazó por habitaciones octogonales algo más espaciosas. A día de hoy se mantiene el ambiente inquietante y las agobiantes vistas a la que anteriormente fue tierra de nadie. En 2001, la torre del Muro fue declarada monumento histórico como única en su tipo. Gracias a una iniciativa privada, la torre se ha preservado desde 2012 y se ha hecho accesible al público. El objetivo es agudizar la conciencia de los visitantes sobre las condiciones la frontera interalemana en los tiempos de la RDA y preservar una parte de la historia alemana. Los voluntarios permiten que suban de tres a cuatro visitantes al mismo tiempo a la cabina de observación, en la que podrán ponerse en los pies de los antiguos guardias fronterizos de la RDA.

Explore Berlín con una tarjeta

La Berlin WelcomeCard es la tarjeta turística más popular de Berlín, con más de 12 millones de unidades vendidas. Con ella obtendrá descuentos de hasta el 50 % en entradas a más de 200 atracciones y no tendrá que hacer largas colas. Si quiere ahorrar dinero y tiempo durante su estancia en Berlín, la Berlin WelcomeCard es la solución. También podrá utilizar de forma gratuita el transporte público, como los autobuses y los trenes, en las zonas AB o ABC.

Recomendaciones


Abrir en Google Maps